Ríe cuando puedas, llora cuando lo necesites

Hay días y días y días y sobre todo noches que duran todo el día, en que uno necesita dejarse llevar por alguna alegre apatía, como esta estúpida mania circular de circular, contra el reloj pero no a contrarreloj, sino todo lo contrario, quemando una tras otra cada hoja del calendario, con humo sin fuego, con humo de sueños que ardieron sobre el humo de barcos corsarios, sin tiempo, sin prisas pero con largas pausas sin causas ni dueños.
Tomar trenes, trenes, trenes, todos los trenes de humo que crea necesario. Esta noche, esta noche, esta noche esta noche demasiado larga que dura todo el dia

Hay días y días y días y sobre todo noches que duran todo el día en que uno necesita reírse, reírse, reírse y siempre cuando se pueda como una tonta apatía

Quizá la clave para ser realmente libre sea reír cuando puedas y llorar cuando lo necesites, ser honesto con uno mismo, centrarse en lo importante y olvidarse del ruido.
Quizá la clave para ser realmente libre sea reír cuando puedas y llorar cuando lo necesites, no obcecarse con los objetivos tratar de relajarse y vivir algo mas tranquilo.

Con este tema me hago una promesa y es hacer lo que sea para encontrar soluciones, no problemas. Hoy me apetece apagar el móvil, sentarme en el sofá y hacer zapping hasta que me sobe.
Mañana me daré una ducha, me afeitare y haré todo eso que se supone que tengo que hacer, pero ahora mismo no me da la gana, lo que quiero es estar solo conmigo haciendo nada.
Me merezco disfrutar de un tiempo, relajarme y no tener que ser agradable con nadie. Vivir en sociedad implica ser sociable y ser sociable esta guay pero a veces me apetece aislarme.
No hay nada mas importante que amarse, para un instante, revisa tus prioridades. Espera a tus musas y cuando te llamen abre trenes, no pasan muchos, no dejes que se te escapen.
Mas fácil es dar consejos que tomarlos, en lo primero soy un maestro, en lo otro no tanto, pero te digo lo que a mi me funciona, es cuidar primero de mi intentando ser buena persona y sabiendo que...

Quizá la clave para ser realmente libre sea reír cuando puedas y llorar cuando lo necesites, ser honesto con uno mismo, centrarse en lo importante y olvidarse del ruido.
Quizá la clave para ser realmente libre sea reír cuando puedas y llorar cuando lo necesites, no obcecarse con los objetivos tratar de relajarse y vivir algo mas tranquilo.