Cimientos

Creo que la vida hay que construirla sobre una base de cimientos sólidos, de amor, de familia, de un par de buenos amigos, de un trabajo a gusto, de esfuerzo, de ganas, de sueños... y probablemente alguna cosa más.
Conseguir el amor primero, construir el amor después, no es una tarea fácil. Sostener una familia, una casa como a ti te gusta, criar, entregarse, dar y alegrarse del bien del otro, es también una cosa difícil.
Mantener a tus amigos con todo lo anterior, eso, eso si que vuelve difícil y algunas veces hay que pelear por el espacio que tus amigos tienen en tu vida y protegerlo y alimentarlo, para tener donde respirar cuando en tus 4 paredes te falte un poco de aire.
De esfuerzo... por tener que sacar energías de la nada y seguir adelante. De ganas de conseguirlo algún día. De sueños que te motivan... de un trabajo que lo facilite.. cosas que no son para nada sencillas de alcanzar.

...Es un poco iluso creer que esas cosas se lograrán algún día de manera que luego se pueda comenzar a vivir. Es un poco iluso creer que vivir es lo que se hace después de ordenar la casa y hacer dormir a tu hijo. Es un poco triste pensar que para vivir hay que tener todo esto resuelto. Que la vida se construye sobre todo eso, es una mala forma de definirla puesto que la vida ES todo eso.

No existe esa vida encima de los cimientos del amor, la familia, los amigos y el éxito. No existe otra cosa aparte. No hay una diferencia. Vivir es lo que ocurre en el camino hacia alcanzar tus sueños, primero uno, luego otro, no después.

La felicidad es el camino, no un destino.

No hay realmente un camino a la felicidad. No hay una vida después del trabajo, después de las cosas domésticas, después de hacerte cargo de tu tareas pendientes. Todo eso es tu vida. TODO y no hay más.

Así que procura que todas las cosas que haces, se llenen de ti, de tu identidad, de tu toque, de tu forma y de tu estilo. Has que se note que tu estás ahí. Si no es como te gusta, cámbialo, para que disfrutes de hacerlo la próxima vez. Consigue un buen trabajo. Ten la casa como quieres verla. Cría a tu hijos como las personas que quieras que sean. Júntate todo lo que puedas con tus amigos. Sueña siempre algo más lejos. Algo más grande. Algo más profundo. Algo más.

No pierdas tiempo preparándote y terminando cosas para ese momento en el cual podrás por fin vivir tu vida. VIVE AHORA.